Viajando en el bus de la esperanza contra los femicidios y la violencia a las mujeres

Publicado el Lunes, 05 de Mayo del 2014 en Slides Home, Blog Campaña Nacional Contra los Femicidios Dulce Ulloa

Viajando en el bus de la esperanza contra los femicidios y la violencia a las mujeres
Las Hormigas, celebramos el 8 de marzo, como todos los años, sólo que en esta ocasión “Viajando en el bus de la esperanza contra los femicidios y la violencia a las mujeres”.

Los preparativos dieron comienzo desde el 7 de marzo por la tarde, ¡qué emoción! el bus decorado con mensajes y mantas en rechazo a la impunidad por las muertes de mujeres, Martha Haydee preparando los listados, el pago de la comida, pasaje, Eva viendo si estaban listos los tamales, las montucas, el café, el pan, mantequilla, Dulce llamando si las compañeras de los municipios estaban listas, los Alcaldes invitados y lugar del evento; las 7 de la noche y todo listo para comenzar.

La noche nos cubre y de la emoción del viaje, es difícil conciliar el sueño, por ello muy de mañana estamos listas para dar comienzo y prepararnos para el viaje.

Muchas compañeras bajan de sus comunidades a esperar el bus de la esperanza en sus municipios, llegamos a la Oficina de la organización y sorpresa! ya hay Hormigas esperando, muy congeladas por el frío, pero al ver llegar a más Hormigas eso no importa y sus sonrisas y la algarabía da comienzo, qué emoción! hay bolsos para guardar cosas personales y como incentivo del viaje, “¡vamos, vamos! nos espera una larga jornada!”, es la voz de las Hormigas, subiendo ollas, el mural, agua, trastos y todo lo que llevaríamos, “!vamos que hay compañeras en el camino!”, es así como damos comienzo a tan largo pero emotivo viaje, “¡allá esta!, ¡paren! ¡Paren! es la compañera de Marcala, ¡paren! ¡Paren! es la compañera”… así vamos sumando…

Recorremos las principales calles de La Esperanza, la gente sale y mira el bus, unos sorprendidos(as), otros(as) no, ya conocen a Las Hormigas, llegamos al parque y allí está el señor Alcalde de La Esperanza, quien con una sonrisa y alegría nos saluda, con abrazo y un “bravo mujeres! les admiro! me encanta su lucha, adelante que les apoyo!”.

Luego nos dirigimos a la Policía donde el Director de Tránsito nos saluda y nos indica y presenta a los 2 agentes que nos acompañaran y protegerán en el trayecto, ellos muy atentos hacen las consultas y se ponen a la orden.

Va el bus de La Esperanza, recorremos calles de Yamaranguila y avanzamos hasta llegar a Dolores, en donde nos reciben estudiantes y mujeres invitadas, luego llegan muchos de los empleados municipales. “¡Qué lindo decoraron! como combinan los arboles de hojas verdes y flores moradas con las bombas y el color de los bolsos, ¡qué lindo!” son las expresiones de las compañeras que llegan y observan con emoción.

Un minuto de silencio y oración por las mujeres víctimas de femicidios, velas moradas, todas concentradas, escuchamos el comunicado, “Espére! ¡Espére! El Alcalde que diga palabras”, esas son las voces que se escuchaban. El Alcalde se dirige y expresa con emoción palabras que confortan y acogen.

“¡Epa! Llegamos a San Miguelito, apurémonos que las compañeras de Yamaranguila ya están esperando, sonrisas y carreras, busquen al Alcalde, ¡ve se escondió! Pero estará el Vice…ja ja ja ese le tiene miedo a Las Hormigas”, concluimos y partimos hacia Yamaranguila, se escuchan pláticas, sonrisas en el bus, las que conocen la zona sirven de guía turística a las que no.

“¡Llegamos! ¡Llegamos!, aquí es Yamaranguila, ¡qué lindo! ¡Hay que lindo! Ja  ja ja se quebró el mural, pero sirve así renco”.

Las compañeras de Yamaranguila con globos en las manos y bajo un sol ardiente, esperan emotivas con gritos y sonrisas de júbilo.

Qué bien escuchar al Alcalde y saber que está haciendo mucho por las mujeres, aplausos y sonrisas por sus palabras de camarería.

Abrazos, despedidas, un adiós y un hasta luego con todo ello…el bus da inicio a su partida, “¡hey! ¿No hay que almorzar? Si tranquilas a eso vamos”, sonrisas, comentarios.

“¡Pare! Por favor ¡pare! Que aquí vamos a comprar algo y buscar a las señoras de COMUCAP que nos quedaron, ¡apúrenle! Que vamos tarde”.

“¡Llegamos! ¡Llegamos!, este es San Francisco de Opalaca, no aún no, falta aún; este es Ojo de Agua, ¡híjole falta!”

“¡Pare señor!, esas señoras van al evento, saludos y preguntas incansables de las compañeras del bus, ¡hey pués! Allí hay otras, chance por favor para las señoras”…

“¡Llegamos! ¡Hoy si llegamos!” Que montón de gente espera, “que bonito tienen arreglado, bienvenidas dice un señor que no conocemos, soy el Vice Alcalde, saludos, ¡ah! ella es la OMM, abrazos y sonrisas…esta es su casa”.

La noche comienza y el salón está lleno, listos para dar comienzo.

Las Hormigas se reparten los quehaceres, hay que calentar comida y desarrollar el evento, una obra de teatro sobre violencia… ja ja ja muchas sonrisas, bueno escuchemos ahora al Alcalde… “¡Madre mía! Qué perdido el Alcalde, nos dio duro, que machista”, las señoras opinan y hacen preguntas sobre promesas incumplidas, bueno vamos tratando, mas opiniones y orientaciones y luego videos sobre violencia.

Que silencio, escuchan y miran con mucha atención; ya finalizamos con sonrisas, se han entregado bolsos a las mujeres y se ha repartido la comida, “¡Dios mío!” Exclama una Hormiga, “se termina la comida…hay que repartir la de mañana”.

Bueno termino el evento de la noche y hay que dormir, cada quien busca un rinconcito donde ubicarse, es una noche fría, pero hay que descansar, son las 10 y media de la noche.

“¡Buenos días!”, son unos niños que entran al salón y van en busca del café y desayuno, a bañarse hay que hacer fila y el agua esta helada.

Se comparte el desayuno y es la hora de partir…

“Compañeras llegamos, es aquí donde están las compañeras de la resistencia en el Foro……!no! ¡no! ¡no! ¡Policías no!”, dice una compañera, “termino la guerra y nuestra lucha es en contra de la impunidad, por los femicidios”, le responden.

Abrazos y bienvenida, los discursos, lectura y entrega del comunicado a futuras autoridades.

Las compañeras del bus “Viajando en el bus de a esperanza contra los femicidios y la violencia a las mujeres”; se despiden; ya que es tarde y tienen que regresar a los municipios y comunidades, pero con la esperanza que con la actividad realizada cesen las muertes de mujeres en Intibucá y se castigue a los culpables y con los ánimos en alto porque logramos que en estos municipios las Autoridades y mucha población tomara conciencia y responsabilidad.

Se logró con 3 de los Alcaldes que abrieran nuevamente sus salones para escuchar a las mujeres; ya que tenían 3 años de no hacerlo.

Como opino una de las mujeres de San Miguelito….

“el Alcalde que no estamos solas y que esta Oficina es nuestra!”

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario. Autentificación opcional debajo.

slogan-footer